Monday, July 14, 2014

Casi, Casi

Que diferente se siente adoptar ahora comparado con la primera vez.

Yo creo que la gran diferencia - debe haber varias, supongo - es que lo tenemos a Oli, que ya somos padres. Claro, nos vemos como familia que somos pero que quiere agrandarse. Como que tenemos todo pero queremos mas (que arrogante que suena, no?).

Hemos terminado las clases; hemos tenido todas las entrevistas; hemos entregado miles de formas. Solo falta que nos vengan a inspeccionar la casa y que escriban el informe final para la aprobación. Recien ahi entraremos en lista de espera. Quizá sea en agosto.
Pero hemos estado tan tranquilos...! Es como que seguimos con nuestras vidas normales, disfrutando de todo y cada cosa, pero haciendo lo que debíamos para continuar el proceso.


Cuando nos preguntan porque, contestamos que queremos agrandar la familia, que nos gustan las familias grandes, como las de donde venimos Ale y yo.
Yo al menos no creo que haya que pensar si es mejor darle hermanos/as a Oli o no. Conozco casos de hijos únicos que no añoran haber tenido y de quienes tienen hermanos/as que están bien . Así como se de gente que hubiera querido tener hermanos/as y otros que los tienen pero con los que ni se hablan. Así que no lo analizo por ahí.


Me gustan las familias grandes y me gustaría que Oli viva en una. Si, tiene tíos, abuela, primos pero que no están cerca así que no se de que manera le influenciara en su vida. No es lo mismo.
Quiero que se crié con alguien mas para que tenga ese lazo que solo las experiencias de la infancia te dan, especialmente para cuando no estemos.

Y por mi también. Y por Ale. Es por nosotros.
Porque nos venimos dando cuenta que el corazón no se divide cuando alguien mas entra en nuestro hogar, se ensancha. Y aquí hay tres dispuestos a ensancharse. Besos.