Wednesday, March 12, 2014

Volver a Casa

Y nos fuimos de vacaciones a Argentina, si de vacaciones!

La primera que regresamos, allá en el 2007, fue raro porque era la primera después de muchos años y fue reencontrarse con todo y todos. Aunque fue lindo, ni ahí estuvo relajado.
La segunda vez fue en el 2012 para nuestro casamiento y con nuestro hijo de 4 meses. Tampoco hubo mucho para relajarse porque tuvimos que organizar casi todo en poquitos días y Oli era la novedad.
Esta vez fueron reales. Y las disfrutamos tanto...



Paseamos por la ciudad, fuimos al zoo, lo llevamos a Oli a nuestra casa del Tigre, tuvimos un día de casamiento y sobre todo visitamos - y nos visitaron - tanta gente que para la mitad de las vacaciones ya estábamos agotados.
En serio, vimos tanta familia y amigos que fue increíble. Lo saboreamos a mas no poder.


Y Oli fue Oli al 100%.

Nos hospedamos en la casa de mi mama donde también vive mi hermana y hermano así que tuvimos el día a día, el cotidiano de despertarse y acostarse juntos, con ellos. Eso estuvo bárbaro porque Oli se sintió desde el primer momento en casa, con abuela y tíos. Y si le sumamos al hermano de Ale al que veíamos casi diariamente, Oli tuvo una sobredosis de afecto.

Después, amigos y familia grande hacían una fiesta de cada encuentro. Oli se enamoro de sus primos (todos hijos de nuestros primos). Aunque ellos eran mucho mas grandes, jugaban como si nada, como si se hubieran visto cada día de sus vidas. Oli se desato y era el payaso. Y se volvió un salvaje junto a sus primos varones. Que placer.

A su abuela la tenia en la palma de la mano: de mas esta decir que durante toda la estadía hizo lo que quiso con ella y comió lo que se le cantaba. Y quien se iba a oponer? Quien le quita lo bailado a esos dos?

Esperemos que podamos ir mas seguido. Esas son las memorias que queremos dejarle a Oli. Bah, que queremos tener nosotros también: nuestro hijo feliz con nuestra gente, su gente.



2 comments:

Marie y Eli said...

Lindossssssssss! se los extraña mucho!!!

pablo groba said...

Ahhhh. Nosotros también extrañamos.