Friday, May 3, 2013

El Dia de Mis Madres

En unos días será el Día de la Madre aquí, en Estados Unidos, y también en muchos países del mundo - en Argentina es en octubre. Hemos siempre festejado ambos saludando a nuestras mamás en Argentina y aquí a nuestras mamas amigas.
Con Oli es un poquito diferente; él tiene una mamá, ausente, pero tiene. Es la que lo parió. Pero me resulta difícil, aunque es pequeño, ayudarle a festejar por su mama biológica, por una mamá que no esta presente.
No tenemos de ella ni una foto ni sabemos como es. No hay manera de contactarla, si eso fuera lo que quisieramos.



Y me surgen preguntas que ni el consejo de aquellos que saben y/o que han pasado por situaciones similares logran aclarar.
Cuando uno a perdido a su ser querido, puede recordarlo o puede festejarlo o ambos. Pero cuando ni siquiera hay recuerdos o vivencias, cual sera la mejor manera de hacerlo para no crear un cuento de hadas ... o de dolor?
Que sera lo mejor para que nuestro hijo - que es lo mas importante en nuestras vidas - no sienta en el futuro (o le suceda pero de la manera menos dolorosa posible) que hay algo que se esta perdiendo? Y claro, ahora es fácil, pero se me viene el futuro a la cabeza, cuando se de cuenta de los demás y pueda comparar.

No son dudas; no son preguntas. Son temores. Quiero protegerlo como cualquier madre/padre que ama profundamente a sus hijos. Quiero darle las armas desde el comienzo para hacerle la vida mas fácil, para poder brillar con lo que tiene y no estar siempre en la búsqueda de lo que no; ya saben: con el corazón abierto y agradecido y no con dolor de alma.
Sera porque quiero que vea la vida como yo, que siento que soy millonario de amor?


Pero igual lo festejaremos: llamaremos a mi mamá y veremos a las tías que son todas mamás y mujeres que nos influencian en la vida: figuras femeninas de las mejores que son sus mamás prestadas.

Y creo saber que somos eso: un poco la gente que esta a nuestro alrededor y las experiencias que tenemos con ellos.
Yo soy quien soy biologicamente pero influenciado por mis papas, mis abuelos, mis tíos y primos, mis amigos, por los amigos de la casa de mis viejos, por la gente que ha estado y no esta mas, por mis maestros, por los que me hicieron bien y los que me hicieron mal, por mis amores. De ese menjunje salí y continuo y con eso me he enfrentado a la vida.

Claro, Oli vivirá las ausencias de diferente manera. Pero creo que los besos y abrazos presentes, las risas presentes, las experiencias de amor presentes, las caricias presentes de todos los presentes compensaran en abundancia aquello que no ha podido estar. Que así sea.