Friday, January 18, 2013

Aprendizaje

Hace unos días, hable con una amiga que parece estar decidida a empezar los tramites de adopción. Por diferentes razones lo había postergado por mucho tiempo pero ahora se la ve muy convencida.
Me alegre muchísimo porque la conozco desde siempre y sé por todo lo que ha pasado en su vida. Ha tenido que superar muchas cosas desagradables , principalmente de familia, pero siempre ha seguido adelante. Y todo le ha servido como experiencia positiva y para convertirse en mejor persona.
Por esto y otras cosas, creo que seria una excelente mamá.

Me entusiasme, por supuesto, y le di mucha info. Demasiada. Esto hay que ir aprehendiendolo de a poco.

Pero creo que lo mejor que le dije fue que el proceso de adopción es largo, siempre, pero en lugares como Argentina puede ser aun mas largo. Que este tiempo lo use para aprender, para educarse, para entender. 

No hay nada que valore mas de nuestro tiempo de espera hasta la llegada de Oli que el aprendizaje. Los cursos y clases fueron de un valor incalculable. Mis millones de horas leyendo libros (de padres adoptivos, de hijos adoptados, de familias homoparentales) y buscando info en Internet me han servido para entender, para mirarme de otro modo, para saber lo que realmente adopción y crianza significan.
Y como describir nuestro tiempo con las nenas? Invalorable mas allá del dolor de su ida. Aprendí tanto de mi mismo. Ojala nosotros les hayamos dejado aunque sea un 10 % de lo que ellas nos dejaron a nosotros.

Entendí que adoptar no es salvar; adoptar es amar incondicionalmente.
Los niños no necesitan ser salvados ni cambiados; no necesitan ajustarse a nosotros.
Vienen con mochila? Yo también vengo con una - y bien pesada. Y Ale traía otra totalmente diferente cuando lo conocí. Y mi vieja tiene mochila. Todo el mundo la tiene.

A Oli lo conocimos dos días después de que nació. Y también tiene una historia - de familia, de cultura- que respetamos, fomentamos y amamos!

Claro que no todo esta en los libros, pero no saben cuanto mas fácil se hicieron muchas cosas por el hecho de ya saber como afrontarlas.
En realidad, seria ideal que todos podamos educarnos antes de tener hijos. Los que adoptamos tenemos la ventaja del tiempo de la espera y la maravillosa seguridad de saber que siempre elegimos. En ningún caso somos padres/madres por un descuido.

Si, a veces hay que esperar y hacerse mala sangre y sufrir también. Lo mejor es transformar ese periodo de impaciencia y duda en algo positivo.
No dudaría un segundo en pasar por cada situación que encontramos, por cada pena, por cada angustia con solo saber que nuestro camino nos lleva a Oli.
El premio es demasiado grande como para no jugarse.