Saturday, August 18, 2012

El Dia Mas Importante de Nuestras Vidas

Les tengo que contar como fue el ultimo día de la adopción para que sepan como es, al menos aca, y que hicimos.


Bueno, nos levantamos temprano porque había mucho para preparar. En realidad nos habíamos acostado bien tarde para dejar adelantado los mas posible, sobre todo la decoración de la casa. No queríamos ni teníamos mucho dinero para gastar; igual no era necesario; queríamos que sobre todo le gustara a Oli y a los otros chicos que iban a venir: LJ (6 meses), David (1 1/2 año) y Nathan (3 años).
Cuando Oli se despertó y bajamos, no podía dejar de mirar para arriba, no podía salir de su asombro. Le fascino. O sea, mision cumplida.
Ale tuvo que ir a trabajar por unas horas, pero la tía Livi y el tio Ernesto estaban tempranito para ayudar. Dejamos la comida a medio hacer y nos fuimos a preparar para la ocasión.



(De comida queríamos algo bien sencillo, familiar,
 nada pomposo y sobre todo bien representativo de nuestra cultura y gustoso para los chicos; entonces nos decidimos por entrada de empanadas fritas de carne picada; y después milanesas con puré y ensalada de tomates con cebolla).

Cuando Ale llego, solo lo esperamos a que estuviera listo y nos fuimos para la corte.

 La abogada que nos representaba nos estaba esperando y nos explico, a grandes rasgos, como seria el tramite. Y esperamos hasta que nos llamaron como 2 horas después.
Ya habían llegado el tio David, las tias Paola y Fatima, y los primos Nathan y David.
Y nos llamaron.

En general, solo los papas y/o mamas y los chicos se sientan adelante de la juez mientras que los demás lo hacen detrás, separados por una baranda. Pero la juez nos pidio que todos nos sentaramos cerca de ella.
Estuvo bueno porque era una corte de familia y de chicos. Nathan recitaba el abecedario mientras Davicito hablaba en su aun casi inentendible idioma. 

Las lecturas, juramentos y firmas se llevaron a cabo hasta que la juez nos dijo que desde ese instante tanto Ale como yo pasábamos a ser para siempre los papas de Olivier Mendez-Groba, con absolutamente todas las obligaciones y derechos que ellos conlleva.
Y el seguridad empezó a repartir pañuelos de papel.
Fue pura emocion. Fue puro abrazo y beso.


Y Oli, quien de tan cansado se había quedado dormido, se despertó justo antes del juramento y empezó a regalar sonrisas a todos, así como el se despierta.

No saben como lo abrace y lo aprete y lo bese y le dije cuanto lo amaba. Con Ale nos miramos a los ojos y nos besamos. Esto aun nos acercaba mas. Maravilloso.

Los tíos David y Ernesto filmaron y sacaron fotos. Muchas fotos. Inclusive en el sillón de la juez.

Afuera estaban esperando LJ, Terry y Lucas quienes viajaron desde San Diego (tres horas de viaje) para celebrar con nosotros.

En casa vinieron unos cuantos mas. Y festejamos y comimos, como solo los latinos comemos, a reventar. Pusimos mesas largas en el patio, como cuando en lo de mis abuelos, rodeados de familia, como debía ser... para celebrar, sin lugar a dudas, el día mas importante de nuestras vidas.





5 comments:

Graciela de Palomas said...

Maravilloso, mucha emoción :)

Ana Rach said...

que cosa mas bella es tu nene!...en esa foto que has puesto de los globos , te lo comes a besos!....felicidades!

Pablo said...

Tenes razón Ana. Que querés que te diga :) Y si, nos lo comemos a besos.

EMP said...

Leí todo tu blog Pablo, y debo confesar que hasta este momento no he podido parar de llorar. Este blog me enseñó que los sueños que anhelas con todo tu ser tarde o temprano serán realidades, y solo me queda trabajar muchísimo para que lo imposible sea posible.

A penas tengo 18 años y curso mi segundo año de la universidad, pero desde hoy voy a trabajar hasta el cansancio para que algún día pueda tener una familia tan bella como la tuya.

Desde el fondo de mi corazón,
¡MUCHAS GRACIAS!
Y muchísima suerte...
Saludos desde Ecuador.

Pablo said...

Gracias por tus hermosas palabras EMP.
Viví tu vida a pleno y todo llegara a su debido tiempo. Disfruta el ahora porque cada momento de nuestras vidas es hermoso y único.
Un beso grande y suerte a vos también.