Thursday, February 23, 2012

Y Se Nos Dio Redepente

Les tengo que contar una maravillosa noticia: nos casamos el 23 de marzo en Buenos Aires!!!!

Veníamos planeando la boda desde hacia tiempo; después de lo sucedido con las nenas, nos dedicamos a pensar en el casorio y planeábamos que fuera este año. Ya habíamos contactado muchos salones y lugares pidiendo presupuestos y se guardaba en secreto para que fuera sorpresa.

Pero de repente apareció esta personita en nuestras vidas que cambio todos los planes. Dejamos de pensar en la boda porque pensamos que no sería posible sacarlo del país hasta que la adopción no estuviera finalizada y sobre todo porque no podíamos pensar en nada mas que en él.

En enero se me ocurrió preguntarle a la trabajadora social sobre nuestro plan de ir a Buenos Aires y estar con nuestras familias y amigos y para nuestra sorpresa nos dijo que pensaba que no habría problema, que solo había que pedirle autorización al juez. “Oli está con Uds. y no hay nadie reclamándolo mas que Uds. El caso es bien sencillo. Estoy casi segura que el juez les dará la autorización enseguida.”

Y entramos a correr: había que rever salones y enviar a alguien para que sea nuestros ojos, había que ver si podíamos económicamente, ver si nos daban permiso a los dos en nuestro trabajo y para la fecha que queríamos; había que sacar pasaportes y sobre todo el nuevo de Oli, había que pedir turno para cambiar el domicilio a Buenos Aires (cuando llegáramos ahí) y pedir turno para que nos casen; había que organizar una boda entera.

Pero se pudo. Sera una casamiento sencillo, bien familiar, como siempre fueron nuestras reuniones/fiestas. Estarán nuestros familiares y amigos mas cercanos. Nos casaremos por civil, por supuesto, pero también tendremos nuestra ceremonia en el salón. Mi mamá y el papá de Ale serán los padrinos. Mi papá y la mamá de Ale también lo serán con el corazón.

No tienen idea como esta el mundo excitado en nuestra ciudad y nos emociona que sea así. Nuestros papas están que no pueden contenerse y les tuvimos que pedir que desaceleren un cambio. La familia y los amigos están como locos. Hasta mi tío de 82 años, al que adoro pero por el cual yo tenía temor a lo que sentiría por nuestra boda, esta con que tiene que conseguir traje nuevo porque bajó mucho de peso y ya no tiene que ponerse.

Y claro, no es solo la boda sino Oli. Todos quieren ver a Oli. Y tengo la sensación que nos casaremos los tres. Sera mi compromiso con mi Ale y el suyo hacia mi pero también el nuestro hacia nuestro hijo.

Les cuento algo que poca gente sabe: Ale y yo empezamos a estar juntos el 29 de agosto de 1988. Un año después – cuando nadie pensaba en reclamar otro derecho que el que no nos metieran presos por un edicto, porque si, por ser gay – le dije que me quería casar con él. Y al año siguiente le dije que algún día seriamos padres.
Solo pienso lo que será esa noche de sueños cumplidos y se me pone la piel de gallina.



PD: De mas esta decir que todo el mundo está invitado a nuestro civil. Si alguien está interesado, háganmelo saber y cuando tenga la dirección del registro civil se las paso.

Esta es nuestra invitacion. Dice:

"Olivier Mendez-Groba esta loco de contento de invitarte a el casamiento de sus papis
Pablo y Alejandro
el 23 de marzo del 2012."

Debajo hay una frase de una de mis poetas favoritas, Maya Angelou:
"La vida no se mide por la cantidad de veces que respiramos, pero si por la cantidad de momentos que nos quitan la respiración."
"Life is not measured by the numbers of breaths we take, but by the moments that take our breath away" en el original.

Monday, February 20, 2012

Orejas de Papel Manteca

Cuando Oli nació tenia su nariz durita como cantorodado; ahora esta blandita como la de cualquiera de nosotros. Tenia sus orejas finitas como flor de Santa Rita; ya están "engordando." Sus patas eran de tero y su culito parecía pasa de uva; si ves sus piernas hoy veras que están llenas de rollos y su trasero esta firme como ciruela recién cosechada.

Oli viene creciendo a pasos agigantados. La mayoría de la ropa que tenia no le entra: las medias le apretan y le dejan marcas, los enteritos no le llegan a cerrar, las camisetas le quedan apretaaaadass...
Ya pesa mas del doble de cuando nació y esta mucho mas largo.

Pero lo que es mas increíble es como se ha desarrollado. Patea, se sacude, agarra, escupe, juega con sus dedos frente a sus ojos, y presta atención, mucha atención.
Por supuesto nos mira cuando le hablamos o se da vuelta cuando alguno de nosotros llega y le decimos algo, pero también mira la tele y observa todo este mundo nuevo. Y no puede dejar de mirarnos, como queriendo grabar nuestros rostros en su mente: le podemos estar jugando por largo tiempo y dejar de hacerlo, y cuando volvemos a mirarlo, él todavía no nos ha sacado los ojos de encima. A veces estamos distraídos haciendo cosas pero él aun mirándonos.
Y siempre terminamos igual: comiéndolo a besos.
Y no saben como habla y como sonríe! Como nos desarma este pibe.

Les puedo contar que no le gustan mucho ni la mecedora, ni el cochecito del auto ni el de pasear. Si estamos en la calle, prefiere que lo caminemos en el cangurito; ahi puede mirar, mirarnos, y dormir sin problemas.

Si le gustan los brazos, estar en el agua, las conversaciones y los masajes - sobre todo de besos. Les explico: Ale le masajea el cuerpo con sus manos, le pone crema después de bañarlo, le soba la panza para que haga caca. Yo lo masajeo a besos: le beso las patas, las piernas, la panza, los brazos, la cabeza, la nariz, las orejas, la trompa; y lo doy vuelta y le beso la espalda, el cuello y las nalgas. Oli feliz con los dos.

Dormir. Si, todavía duerme con nosotros. No es por poner excusas, pero los tres dormimos como dioses juntos. El se duerme con alguno de nosotros abrazándolo pero al rato esta todo despatarrado en el medio de la cama. Yo, quien era el que se despatarraba antes - y hasta lo destapaba a mi Ale - duermo plácidamente en un costadito sin casi moverme.

Han pasado tres meses y medio desde que Oli entro a nuestras vidas y tenemos una sensación rara cuando pensamos en eso: por un lado parece que fue ayer cuando nos llamaron para hablarnos de su nacimiento; por el otro parece que siempre, o al menos hace mucho tiempo, él ha estado presente en nuestro hogar. No entendemos muy bien porque se da esto - tampoco es que nos preocupa. Lo que esta bueno es saber que tenes algo que necesitas tanto y que cuando pensabas que nada podia ser mejor, te das cuenta que estabas equivocado.