Tuesday, January 24, 2012

Un Hueco en la Garganta

La semana pasada lleve a Oli al hospital para que lo vea el nefrologo.

Aunque puedo elegir cualquier medico y lugar, el estado quiere que sus propios médicos y especialistas de hospitales públicos hagan un seguimiento de la salud de sus chicos. La atencion y el profesionalismo son maravillosos pero a veces hay tanta gente...
El martes fuimos atendidos por el ayudante del especialista que nos hizo muchas preguntas sobre Oli y sobre lo que supiéramos acerca de la historia de su familia biológica. Y le dejamos los estudios que le habían hecho en el otro hospital donde estuvo internado por la conjuntivitis hacia mas de un mes atrás. El nefrologo estudiaría la cistografia y el ultrasonido.

El miércoles me llama el especialista al trabajo. Me dice que no le gusta lo que ve en los estudios y que quería repetir el ultrasonido (ya que el anterior tenia mas de un mes de viejo) para ver como proceder. Me explica: "Quiero que lo hagamos cuanto antes para decidir el tratamiento y ver si es necesario cirugía. Vení mañana sin turno que le ordeno el estudio en el día."
Diez minutos después me llama Ale diciendo que Oli se había levantado con lo que parecía ser un principio de conjuntivitis en el otro ojo.
Cuando corté, juro que si alguien me tocaba me ponía a llorar: tenia miedo de que me lo internen otra vez por el ojo y ni que hablar de la urgencia del especialista y su "cirugía."

De repente tenia un hueco en la garganta y los ojos que me ardían. Juro que nunca había sentido algo similar.

En seguida fui a buscar a Ale y a Oli para ir a la urgencia. Lo del ojito resulto ser algo muy leve: nos dieron una pomada.

El jueves temprano en la mañana tenia una entrevista muy importante pero mi cabeza estaba con Oli y el hospital. A penas salí, lo pase a buscar. El doctor nos atendió en seguida y nos dio la orden para el ultrasonido. Después de un par de horas, el medico, un señor mayor muy dulce y comprehensivo, me explica que no había nada de que preocuparse porque el estudio muestra que el riñón esta mucho mejor de lo que suponía él. Igual nos dio una orden para otro estudio mas detallado. "No se preocupe. Todo va a estar bien y no, no es necesario hablar de cirugía."

Como decían las abuelas, "me volvió el alma al cuerpo."


Hablando con amigos y recordando otra situaciones, he aprendido que de una u otra manera, todos los papas y mamas pasamos por situaciones similares, algunas mas severas que otras pero a todos nos toca "sufrir" un poquito. Si pensás en ser padre, sabe de antemano que estas cosas sucederán y que aunque tu hij@ solo tenga fiebre alta, a vos se te partirá el corazón al verl@ llorar.

Ahora estoy relajado, lleno de planes, pero les puedo asegurar que me pegue flor de cagazo.



PD: Oli ya levanta la cola apoyando sus dos piernas en el cambiador, pellizca lo que tenga mas a mano, como que intenta darse vuelva, hace todo tipo de sonidos especialmente en nuestras charlas (hay dos que me matan, uno que parece carcajada y otro que parece arrullo de paloma) y te puede mirar por largo tiempo cuando te pones a hablarle. También aprendió a restregarse las manos por los ojos cuando le pican.
Algo no ha cambiado, él y su daddy duermen como los dioses haciendo cucharita; ni necesitan cambiar de posición hasta que les pica el bagre.

Thursday, January 12, 2012

A Vos que Queres Ser Mamá. A Vos que Queres Ser Papá.

A veces me llama la atención como alguna gente fantasea con ser mamá o papá pero parece no entender todo lo que ello trae consigo. Por eso te voy a contar algunas cosas que pasaran cuando tengas un hij@.
Primero y antes que nada, tu vida cambiara totalmente y para siempre. Pasaras a tener un trabajo de 24 horas cada día del año al que deberás poner lo mejor de vos - y eso sin contar tu trabajo dentro o/y fuera de la casa. Y no importan cuan cansado estés, tenes que seguir.

Empezaras a preocuparte como nunca antes. Ahora tu atención esta en el bebe: que si esta bien, que si respira, que si come bien, que si hace caca todas las veces que debe. Y ni te cuento cuando llora de dolor o recibe sus vacunas...Te dolerá a vos.
Olvidate de dormir como antes. El/la bebe necesita comer cada 3 horas y le lleva mas de media para terminar su mamadera. Y después le tenes que tener contra vos para que pueda eructar y así vomitar lo menos posible. Pero vomitara tanto que tendrás toneladas de pequeñas prendas para lavar. Ya no lo podrás hacer una vez a la semana. Y le cambiaras los pañales entre 8 y 12 veces al día.

Te pasaras horas sin saber que hacer para calmarl@ porque no sabras bien que tiene.

Te preocuparas por el hoy y por el futuro.

En nuestro caso, ademas de todo eso, a Oli le salio una infección en el ojo 10 días después de que lo llevamos a casa. Hubo que internarlo porque un bebe tan pequeño debe estar en observación permanente ante esa situación: la infección se le puede pasar rápidamente al cerebro. Entonces después de que estuvo casi dos semanas en el hospital por algunos problemitas al nacer, ahora tenia que quedarse otra por esto. Y lo hicimos.

Cuando lo conocimos, dos días después de nacer, Oli ya estaba todo entubado. Nunca tuvimos mucha info de su historia familiar porque ni los médicos ni los trabajadores sociales pudieron conseguirla. Pero gracias al trabajo de los dos hospitales en los que estuvo sabemos mucho sobre su salud.

Tenia anemia por lo que toma hierro. Tiene hipospadias - una anomalía congénita en el pene - que puede ser fácilmente corregida con cirugía cosmética aun siendo bebe. Pero su mayor problemita es que uno de sus riñones no funciona bien y es mas grande que el otro ya sea por estar trabajando mas o por alguna otra razon que deben determinar. Algo de la orina regresa al riñón en vez de salir. Entonces debe tomar antibióticos diariamente, al menos hasta que el doctor diga lo contrario.

Esta semana que viene tenemos visita con el especialista, un nefrologo. El nos dirá los pasos a seguir. Nos han dicho que en el mejor de los casos el problema desaparece a medida que Oli crece y se desarrolla. En el peor, le tendrán que extirpar un riñón.

Nosotros tres estamos bien y calmados. Sabemos que estamos rodeados de maravillosos profesionales. Si, pasaremos en hospitales mas tiempo del que hubiéramos querido.
Y debo confesar que asusta un poquito.

Pero también tenes que saber que no cambiaría nada, que Oli me hace increíblemente feliz así como es, y que cada preocupación me ha acercado mas a él y a su daddy.

Y dejame decirte algo, sabrás cuan padre o madre sos cuando te pasen cosas como estas y no te importen con tal de verlo sonreír, dormir tranquilo, tenerlo en tus brazos y deshacerlo a besos, cuando por solo pensar en él tus ojos se llenen de lagrimas y tu corazón se te atragante en la garganta.
Te sabrás padre/madre cuando empieces a desear sufrir por él, a soñar por él, a planear por él. Y lo harás.... felizmente... a su lado, siempre.

PD: Te conte los problemitas de Oli - nuestros problemas - solo para que veas en perspectiva que algo y todo cambiara en tu vida, de manera similar o diferente a la nuestra y que todo lo que le suceda a tu bebe te sucederá a vos. Pero te puede asegurar que si vale la pena.

Tuesday, January 3, 2012

Cerca Tuyo

Hace poco mas de un mes, fuimos a la primera visita con el pediatra. Oli, a pesar de la espera y el hambre que le empezaba a atacar, se comporto muy bien; solo meo un poquito al medico pero fue su culpa por no haberlo prevenido.

Ale y yo teníamos muchas preguntas que habían aparecido en esos poquitos días en que Oli había vivido con nosotros. El pediatra respondió con un "él les hará saber" a la mayoría de ellas. Cuando repreguntábamos, recibíamos la misma respuesta.
Salimos un poco desconcertados y Ale, que en ciertas situaciones tiene menos paciencia que yo, estaba un poco ofuscado. "Si, porque el nene con un mes nos va explicar lo que tiene o lo que quiere?!"

Pero si, Olivier nos fue dejando saber para nuestro asombro. Solito nos aviso cuando 3 y cuatro onzas de leche no fueron suficientes. Nos pega un par de gritos para hacernos saber que hay que cambiarle los pañales. Refunfuña cuando quiere comer mas pero tiene que erutar primero. Y ni les cuento cuando se nos pasa el tiempo de su comida.

De a poquito empezamos a entender sus señales y a diferenciar su manera de protestar y de llorar. Claro, a veces no entendemos si lo que nos dice es que tiene gas o que esta muy cansado o es algo mas. Todavía somos nuevos con su lenguaje.

Lo que también les puedo contar es que a una semana de cumplir dos meses ya nos mira fijamente cuando le hablamos, nos sigue con la mirada, y se da vuelta cuando escucha la voz del otro papi. Ya estira sus brazitos (como pidiendo upa), empuja muy fuerte con sus piernas, y le encanta dialogar. Ciertamente prefiere que hablemos su idioma al nuestro, entonces nos pasamos imitando todos sus sonidos cuando él esta con humor de charla.
Le encanta salir de paseo, ya tolera el sol en sus ojos, le gusta que hagamos lo que sea con él en brazos.

Nosotros felices de que le guste lo mismo que a nosotros (o sera que a nosotros nos gusta cualquier cosa con él?). Para fin de año nos fuimos a San Diego. Comimos en un lindo restauran y después nos fuimos al hotel y festejamos los tres juntos, muy intimo, a medianoche. Paseamos los dos días. Fue hermoso.

Los no-nos: No le gusta mucho dormir de día mirando hacia arriba. Odia que le tapen los ojos, aunque mas no sea un poquito y aun dormido. No se banca esperar para comer.

Ah, me acordé. Le fascina el agua, especialmente el chorro de la canilla cayéndole en las verijas. A la noche, duerme como los dioses en nuestra cama, en el medio, y aun mejor si le dejamos dormir encima nuestro abrazándonos la panza (hasta se le puede pasar la hora de la mamadera!). De día, en la cuna no dura 10 minutos, quiere panza.

Y si relajado, se desarma en sonrisas cuando le canto mi versión de "Close to you" al oído.