Thursday, November 4, 2010

Que Momento!

Me hace muy feliz pero debo reconocer que tengo una sensación rara, como agridulce o de culpa, que no me deja disfrutarlo completamente.

El miércoles 16 será un día especial. El papá biológico de las chicas tiene una audiencia con la juez que lleva la causa de Jessi y Sami. Ya la trabajadora social nos adelanto que no abra reunificación. Ahora nos llego una carta del juzgado haciéndonos saber de la audiencia y que dice que la trabajadora social pide terminar los derechos del padre biológico de una posible reunificación familiar.

Dos cosas pueden suceder: que el padre pida una extensión (en su caso no serian más de 6 meses) y que la juez se la conceda o que la jueza considere que no es necesario y que da por terminado sus derechos a todo. Esto podría ocurrir porque las chicas son 3 años o menos (el lazo afectivo con él no es grande), el padre no demostró real interés en la reunificación, y los jueces consideran que si los chicos están en un buen hogar que desea adoptarlos, va en contra de ellos alargar algo que posiblemente nunca suceda.

No hay nada que desee más que las nenas se queden en casa. Me cuesta (en realidad nos ocurre a todos) festejar porque es como desear que al padre biológico le vaya mal. No creo que sea un hombre malo ni que les desee nada feo a las chicas; solo ha cometido errores y personalmente pienso que no está capacitado para hacerse cargo de ellas – ni de ninguna persona en este momento. Y sé que las quiere. Lo he visto.

Por otro lado, las chicas están tan felices (y nosotros ni les cuento).

Ami – como le dice su hermana en vez de Sami – es la payaso de la casa. Cuesta tanto retar a esa guachita cuando se manda una cagada…

Jessi acaba de empezar el colegio y esta super orgullosa (casi tanto como sus padres). Y nos hace llenar los ojos de lágrimas cuando se me acerca y apretándome contra su cuerpo fuerte, fuerte, me dice, “Papi, mío.” O cuando le hace lo mismo a Ale y le dice, “Daddy, mío.”

Que zapato! Ya tengo los ojos vidriosos.

4 comments:

Graciela said...

Hayyy Pablo y Ale, entiendo lo que dicen, seguramente el papá las quiere, pero ellas necesitan un hogar permanente, donde se afiancen, no sentir más que las trasladan y que ván de aquí para allá.

Les deseo que queden ahí, en ese hogar lleno de cariño...bichos ya permiten que hagan algunas cositas y no dicen nada! jajaja he sido igual

Espero que Fátima siga bien con su embarazo, a ustedes y las pequeñas lo mejor...besos y unos abrazos enorrmesss

Linda said...

Qué maravilla! Falta tan poco para que sean una familia "con todas las de la ley"...aunque de hecho, claro que ya lo son!

Un fuerte abrazo!!! =)

Pablo said...

Si, falta menos para que seamos una familia con papeles (y asi ir a visitar a Buenos Aires!).
Deseamos que se queden mas que nada en el mundo y cada vez que recibimos una de estas noticias nos emocionamos.
Sabemos que no pueden estar mejor que con nosotros. Es raro alegrarse porque el papá no hace lo que deberia. Pero bueno, es su incapacidad. Nunca hicimos nada para que esto suceda ni hemos hablado negativamente de él.
Fatima anda super bien con su embarazo y tendrá para enero. En un mes, tenemos el baby shower en casa!!!!!!!

Graciela said...

Huyyy visitar a los abuelos, tíos, qué maravilloso!

Me alegra por Fátima y David :)