Thursday, August 26, 2010

Que Otras Cosas Son También Ser Padre/Madre

En los últimos tiempos he escuchado más frecuentemente gente diciéndome que adoptar es uno de los gestos de amor más hermosos y de que es digno de admiración por el hecho ofrecer a esos chicos desamparados no solo un hogar, sino también padres, estabilidad y cariño. Y claro, me da para pensar.
A aquellos que piensen en ser padres y, puntualmente, a los que piensan adoptar les voy a decir algo que es importante que sepan: es mucho más trabajo del que se imaginan. Sus vidas van a cambiar radicalmente y para siempre.
Es el estar pendiente del chico las 24 horas; es darle de comer varias veces al día, bañarlo, dormirlo, ponerles reglas, enseñarles a todo, cambiarle los pañales, enseñarles a dejarlos, es cuidarlos cuando se sienten mal (y peor aun cuando no nos pueden decir que les duele). Pero es también “aguantarlos” cuando están fastidiosos, o cuando no quieren hacernos caso, o cuando no entienden, o cuando hacen lo que tantas veces les prohibimos que hicieran. O cuando se pelean entre ellas. También dependiendo la edad, se despiertan varias veces por noche.
Sami, quien tiene un año y medio, ahora se despierta varias veces porque quiere ir a dormir con nosotros y nosotros no la dejamos. No podemos dejarla que llore porque, a como grita, no solo no dejaría dormir al tío Ernesto en la otra habitación sino a todo el edificio.
Y muchas otras cosas que Uds., los que ya son papás y mamás, me contaran debajo.
A esto hay que agregarle que uno trabaja y que tiene que hacer todo en la casa. Y que a veces estas cansado o te duele la cabeza, pero la tenes que seguir.
Cada caso de adopción es diferente pero les doy como ejemplo el nuestro: tenemos dos veces a la semana por 4 horas cada una (jueves y domingos) visitas con sus familias biológicas (esto es por ahora; si las podemos adoptar, nosotros tendremos la opción de decidir cuándo y cuanto). Todas las semanas tenemos o la visita de la trabajadora social, o de la representante legal, o de algunos de los tantos profesionales que las están siguiendo de cerca; debemos llevarlas a su pediatra o al especialista de oídos, o al que sea.
Las dos, pero principalmente Jes, tienen retraso en el habla y estamos haciendo todo lo que nos indica el condado de Los Ángeles para ayudarlas y más. Las hemos metido en un programa de UCLA en donde les están haciendo unos estudios muy extensos para determinar sus problemas y así ayudarlas como corresponde.
Todo esto toma muchísimo tiempo y no solo cansa a las chicas sino por supuesto a nosotros también.
Entonces para aquellos que se entusiasman con ser padres o madres porque de vez en cuando están con un sobrino o el hijo de una amiga cuando este está de buen humor y con el culo limpio, les digo: piénsenlo bien; tómense su tiempo.
En mi caso personal, no siento que sea más trabajo que el que me había imaginado. Debo decir que las visitas con sus familias biológicas y con tanto profesional son muchas veces un tanto abrumadoras.

Pero la recompensa hace que valga la pena.

Y si, nos ha cambiado la vida radicalmente y para siempre, tal como queríamos. Y si, es verdad que es un gesto de amor: pero no se confundan, es de ellas a nosotros. Nosotros solo podemos dar gracias.