Thursday, July 29, 2010

A Dos Meses

Hace dos meses que estos dos mostros llegaron a nuestras vidas y nos las pusieron patas para arriba, tal como tanto queríamos. Y lo repito, pareciera que siempre fue así, que hubiéramos vivido mucho más tiempo juntos porque es como que nos pertenecemos los unos a los otros. Se han pegado de una manera maravillosa a nosotros, y nosotros a ellas.

Cada semana tenemos que llevarlas a que pasen cuatro horas con la familia que las tenía antes. Cada semana tenemos que ir juntos a visitar a su papá biológico. Al final, sin problemas, quieren volver con nosotros a casa. Y eso que este proceso de tantas visitas no ha sido fácil para nadie.

Y en cierto punto nos sentimos un poco frustrados porque creemos que no nos fueron claros con la situación de las nenas en un principio.
Siempre dijimos, inclusive el día que nos llamaron por las chicas, que solo queríamos adoptar y no ser papas de crianza porque no estábamos preparados para criar y después desprendernos. Fuimos muy claros.
Unas cuantas semanas después de que Jessi y Sami se movieron con nosotros, nos dimos cuenta de que el papá era un buen tipo y quería mucho a sus hijas, y que estaba haciendo lo que le había pedido el juez para recuperarlas. Le comente lo que estaba notando a nuestra trabajadora social y me dijo que ella había sentido lo mismo pero que nos serviría de experiencia. Ale y yo nos bajoneamos y realmente no sabíamos que hacer.
Hablamos con nuestra trabajadora social y con la de las nenas y les contamos como nos sentíamos y que estábamos en una situación en la que nunca quisimos estar. Mucho no pudieron decirnos. Sabemos que el papá biológico tiene cita en la corte con el juez que lleva el caso y aquí se puede decidir si él recupera a sus hijas o no. Pero también puede suceder que le den una extensión de 6-10 meses para seguir haciendo lo necesario para recuperarlas.

¿Y nosotros? A tan solo dos meses estamos super pegados. ¡Imagínense en noviembre o en 1 año y medio!

Ahora estamos bastante más tranquilos. El hecho de que tenemos que ir de acá para allá con su familia anterior y el papá y visitas de médicos no ayuda en cuanto a estrés, pero ya tomamos la decisión de esperar hasta noviembre cuando la cita en la corte. Como dice la trabajadora de las chicas, todo puede pasar, para un lado y para el otro.
Nosotros queremos que pase lo mejor para ellas. Si volver con su papá es lo mejor, bienvenido. Pero debemos pensar en nosotros también. Y otra vez, soy tan afortunado de que Ale está conmigo, de que esto lo estamos haciendo juntos…

Por ahora, nos relajamos y las disfrutamos a full. No hay nada más maravilloso que estar distraído y que alguna de las dos me venga a abrazar y besar. No hay nada que me llene más que ver sus caras de felicidad cuando volvemos de trabajar.
Cada noche cuando vuelvo del trabajo – porque Ale llega un poquito más tarde – yo me encargo de bañarlas y de darles de comer. Me fascina hacerlo.
Y antes de ir a acostarme, voy como cien veces a su habitación a cubrirlas y a acariciarlas y a verlas dormir. Tal como me lo había imaginado.

6 comments:

Anonymous said...

Hola,

Leo tu blogs hace unos meses, y me gusta mucho.

Te felicito porque seguiste en la lucha y ahora compartes la vida con unas niñas preciosas.

He trabajado en adopción nacional e internacional en mi país durante muchos años, y nunca he podido entender porque le ponen tantas trabas a los solteros(as) y a los gays, es absurdo. Mientras tantos miles de niños crecen en los hogares o aldeas sin una familia.

Bueno, espero que se concrete la adopción y si no es así, sigue adelante, sé que lo lograrás. :)

Saludos,

Graciela said...

Hola mis tesoros!
Mira ya pasaron por una familia, ahora están contentas con ustedes, no entiendo...es decir si tienen un buen papá por qué el estado no le ha ayudado para que estén junto a él.
El dolor es para ellas, ustedes también sufrirán si los separan, pero son niñas muy pequeñitas, no es demasiado?

Disfruten todos los momentos bonitos a full :)

Qué complejo lo hacen los adultos.

Abrazos enormes, saben que les deseo lo mejor!

Pablo said...

Bueno, aquí las cosas funcionan para lo que se llama re unificación. En lo posible tratan de juntar familias biológicas. El papá se mando algunas; por eso el juez le dio la otra chance, pero considero que no debían vivir con él.
El problema es que nosotros no sabíamos todo esto. Creímos que iban en adopción seguro, y todo esta por verse.
Gracias a los dos. Un abrazo.
Ya sabemos Grace. :)

Graciela said...

Tengo una amiga que realizó dos adopciones, ya las hijas son grandes.
Cuando la menor cumplía un añito el juez la mandó a llamar junto a la niña, la madre biológica la reclamaba: se la habían otorgado porque la madre se prostituía en la ruta con la niña.

Viajó pero sin ella, le dijo al juez que no se la devolvería, la hermana mayor estaba totalmente adaptada, como así la beba.

Final: el juez le otorgó la adopción y festejamos el primer año unos meses después.

Aquí también se hace lo que allá, pero se avisa a los hogares sustitutos.

isabel said...

FELICIDADES!! Mi pareja y yo, nos sentimos muy identificadas con ustedes.... Nos emociona saber que estan realizandose como padres!! saludos y besos a las babys..

Pablo said...

Gracias Isa (que lindo nombre, como el de mi vieja-mamá. Un beso para ustedes.