Sunday, May 2, 2010

No Estamos Solos/"It Takes a Village..."

“Porque el deseo de hijo no tiene fin práctico ni otra función más que aquella de evitar que los seres humanos mueran de amor propio, intoxicados por su propia libido tornada hacia sí mismos.”
“De ahí que todos los seres humanos tengan, en principio, derecho a la progenitura; no a la maternidad o a la paternidad, sino a la descendencia. Y bajo el sólo rubro de seres humanos, lanzados a la búsqueda del trasvasamiento de su narcisismo, del pasaje del amor a sí mismos hacia otro ser que se constituye en el depositario de su sueños fallidos.” Silvia Bleichmar


Aunque últimamente estoy muy vago con la lectura – de libros porque de periódicos e internet estoy a full – no hace mucho empecé a leer un libro que uno de Uds. me recomendó: “Padres como los demás: Homosexualidad y Parentesco” de Anne Cadoret.
La primera parte es interesantísima porque me abrió la cabeza a entender como en otras culturas el concepto de familia, de padre, de madre, de crianza, etc., es completamente diferente al nuestro. La idea de trascender mas allá de nuestras vidas o de dejar descendencia es particularmente importante para unos cuantos, pero difiere en gran manera en diferentes lugares del mundo.

A mí siempre me ha gustado la idea de comunidad, de gran familia que va más allá de nuestro núcleo familiar, más allá de nuestro padres y hermanos.

Hay inclusive en la cultura de Estados Unidos – no sé si se usa en todos los países anglo parlantes –una frase que se oye mucho entre cierta gente y que a mí me gusta particularmente: “It takes a village to raise a child,” que significa algo así como que se necesita todo un pueblo o tribu para criar a un niñ@.

[Investigando un poquito me acabo de enterar de que es un proverbio africano (gracias Internet o como me gusto escuchar alguna vez InFernet!) que muestra de que no somos islas, sino parte de sociedades, pequeños mundos o comunidades que nos influencian y a las que pertenecemos.]

Reflexionando a medida que escribo me doy cuenta que esta idea nos ha rondado la cabeza a Ale y a mí, y a varios de nuestros amigos que pronto serán padres y hasta otros mas porque la sociedad en que vivimos nos aliena un poco y el hecho de ser inmigrantes no ayuda. Entonces tenemos la preocupación de que esa “village” que necesitamos como ayuda para criar a nuestros hijos no estára. Me refiero que aquí no tenemos a nuestros papas, a nuestros hermanos, primos o quien sea – quizás hasta un vecino - que nos dará una mano cuando sea necesario, cuando tengamos una urgencia, o estará ahí porque si.

Me he criado en una familia grande con mis dos abuelos paternos como centro de gravitación, y tíos, primos, vecinos, y amigos de todos, alrededor. Y mucha familia adoptada: siempre tuve muchos tíos y tías que eran en realidad amigos de la casa.
Encima vivíamos en el fondo de la casa de mis abuelos (ay, como los extraño! Como extraño, abuela, tus sándwichitos de queso fresco y batata con chocolate o de pan sin cascara con el chorizo colorado que colgabas detrás de la heladera. Como extraño, abuelo, caminar con vos del brazo y sentarme en la cama al lado tuyo para escuchar la oscuridad de tu siesta. Como extraño hablar con ustedes!).

Es eso: creo que extraño.

Es que mis hijos no tendrán eso que fue tan importante para mí: no tendrán a sus abuelos al alcance de la mano, a sus primos o tíos.
Pero si tendrán su propia tribu: tendrán tantos tíos y tías y primos y primas (adoptados, como ellos) que no extrañaran aquello que nunca tuvieron. Y también tendrán su otra familia a la distancia que no estará tan lejos gracias al teléfono y el internet y a los viajes.

Y Ale y yo recrearemos la historia de mi abuelo, que llego sin nada – huérfano, sin siquiera familia – y formó (si, porque él la moldeo junto con la abuela) una familia enorme con hijos y nietos y amigos de los unos y de los otros. Solo espero que nos acompañen y nos adoren de la misma forma que ellos lo han sido.



English Version


"Because the desire to have a child has no practical purpose other than that of preventing humans from dying intoxicated by their own libido rendered towards their own self-esteem function."
"And therefore that all human beings are, in principle, entitled to the offspring; not maternity or paternity, but "descendants." And under the label of human beings, launched in search of their narcissism, of trespassing loving themselves to other being that is the depositary of their failed dreams."
Silvia Bleichmar



Although I have become very lazy in regards with reading – of books because I am always reading newspapers and the Internet - not too long ago I started to read a book that one of you recommended me: "Parents like any other: homosexuality and relationships" of Anne Cadoret.

The first part is very interesting because it opened my head to understanding how in other cultures the concept of family, father, mother, parenting, etc., is completely different from ours. The idea to transcend beyond our lives or leave offspring is particularly important for quite a few, but differs greatly in different parts of the world.

I always liked the idea of community, large family that goes beyond our core family, beyond our parents and siblings.

There is even - I do not know about other countries - a phrase in American culture I have heard used among certain people and that I like particularly: "It takes a village to raise a child."
[Investigating a little I have just learned that it is an African proverb (thanks Internet) that shows that we are not islands, but part of societies, small worlds, or communities that influence us and to which we belong.]

Thinking as I write I am aware that this idea has being around Ale and me and several of our soon-to-be- parent friends because the society we live in alienate us a little and being immigrants does not help. Thus we have the concern that the "village" we need to raise our children won’t be there. I am talking about our fathers, our brothers, cousins or whoever - perhaps even a neighbor - that will give us a hand when necessary, when we have an emergency, or are there just because.

I've been raised in a family with my two paternal grandparents as a centre of gravity, and uncles, cousins, neighbors, and friends all around them. And many adopted members: I have always had many uncles and aunts who were friends of the family.
Above all, we had a small home behind my grandparents’ house (ay, how much I miss them. I miss, grandma, your food and the smell of the house when you were cooking. I miss, grandpa, walking with you holding your arm and I miss being seated on the other bed listening to the darkness of your siesta. How much I miss talking to you both!).

That’s the thing: I think I miss…

It is that my children will not have that that was so important to me: they will not have their grandparents to their fingertips, or their uncles or their cousins.
But they will have their own tribe: they will have so many uncles and aunts and cousins (adopted as them) that they won’t miss what they never had. Also they will have their other family, the one on the distance, which will not be so far because of the phone and the Internet and our trips.

And Ale and I will recreate my grandfather’s story, who came with nothing - orphan without even family - and formed, together with grandma, a huge family with children and grandchildren and friends of one and the others. I just hope they will be with us and will love us as much as we did.

4 comments:

Graciela said...

Pablo and Ale, no coincido para nada en eso de la descendencia, la mirada de Silvia Bleichmar.

Me parece tan machista, ¡es mi descendencia!

En mi caso el deseo era tener hijos, bastante lejano estaba poder llevarlos en mi panza, pero hubieron 3 oportunidades, la tercera no llegó a término.
En realidad me encantan, me llenan de alegría, uno aprende con ellos, pero no me veo trasladada en mis hijas, no sé si se entiende lo que deseo explicar.

Escucho en este momento que salió la ley, espero que así haya sido :)

A mi también me gusta eso de criar a los hijos como en una gran familia, unir también a las gentes amigas.

Besos a los dos!

Pablo said...

Creo como vos que no es así en todos los casos, quizás en al mayoría. Pero estoy seguro que si en unos cuantos.
Si, logramos que pase diputados. Upiiiii. Ahora vamos por el senado. Vamos a tener que luchar más fuerte de lo que lo hemos hecho hasta ahora.
Un beso.

anamaria said...

Coincido con Graciela, no es feliz lo que dice Bleichmar, o al menos es sesgado. Hay personas que no desean tener hijos, y eso es muy válido también, no necesariamente narcisístico.
Tus hij@s tendrán una bella familia satelital, xq ésta es elegida y no impuesta.
¿Ya se pusieron de acuerdo sobre de qué clus de fóbal será el pibe/a? Me parece que están descuidando un tema tan delicado como ese, mmmnn, mal ahí.

Pablo said...

Claro que si Animaría. Tendrá una familia que l@s elegirá.
No, todavía no nos pusimos de acuerdo en cuanto al equipo. Creo que los dejaremos que ellos elijan cuando sean grandes y nosotros trataremos de quererlos cualquiera sea su decisión. ;)