Thursday, February 18, 2010

En la "Dulce" Espera/"Sweet Expentancy"

Ale daba como casi seguro que este lunes pasado íbamos a recibir la carta del condado diciendo que todo estaba ok y que entrabamos, oficialmente, en lista de espera. Yo no pienso en fechas y si lo hago, las imagino mucho más lejos que Ale, porque sé que todo toma tiempo. Y también porque si viene antes, buenísimo; pero si se atrasa, no me siento raro.
Ya pasaron más de tres semanas desde que tuvimos nuestra última entrevista. Supuestamente, yo le tenía que enviar al asistente social una forma que Ale debía firmar (se la envié el mismo día que me la dio, así que le llego dos días después por correo) y de ahí había que esperar como unos diez días - entre que el terminaba el reporte y su jefa lo leía y aprobaba. Este lunes lo llame y el miércoles le envié un correo electrónico. Me hice el estúpido y le pregunte si estaba todo bien y si había recibido la forma. Aunque no me devolvió el llamado, me contesto el email en seguida. Me dijo que todo estaba bien, que había recibido la forma y que el reporte estaba en manos de su jefa. Solo hay que esperar, ya sea que tenga ella preguntas o que lo apruebe. Dijo que en cuanto sepa algo nos lo hace saber enseguida.
No. Te digo que no estoy impaciente.

English Version
Ale was almost sure that we were going to receive this last Monday a letter from the county saying that everything was ok and that we were officially in the waiting list. I don’t like to think about dates andif I do it, I think about them farther than Alex, because I know everything takes time. I do it too, because if it happens before the estimated day, great; but if there’s a delay, I don’t feel weird.
It’s been more than three weeks since we had our last interview. Apparently, I had to send a form to the social worker that Alex had to sign (I did it by mail the very same day the social worker gave it to me and, I guess, he got it two days after) and from there we had to wait around 10 days – between him finishing the report and his boss reading and approving it. This last Monday I called him and on Wednesday I sent him an email. I played dumb and asked if everything was ok and if he had received the form. Even though he did not call me back, he answered my email right away. He told me that everything was fine, that he had received the form, and that he report was in his boss’ hands. It’s a matter of waiting, whether it is for her having questions (the boss) or for her approving the case.
No. I am telling you: I am not impatient.

5 comments:

Anonymous said...

llegue de casualidad al blog y no pude dejar de leerlos....les deseo solo lo mejor en esta espera y seguiré leyendolos hasta que sean 3....
saludos rosarinos!!!!

anamaria said...

¡Sí estás! y es lógico que lo estén, por eso es bueno mantenerse ocupado en cosas afines pero no directamente contando los días y horas.
Todas las adopciones son un tanto largas y en parte lo que se busca es el reforzamiento de la idea, cosa que no está mal del todo, pero si se pasan con el tiempo (como acá)is too much.
¡Me convenciste!para matizar la espera te voy a seguir mandando "Tarea para el hogar" jajaja
Besitissss

Pablo said...

Gracias muchas a los dos por escribir.
Oh, no, mas tareas para el hogar!!!!!!! :)

Germán Sánchez said...

Qué bueno! muy pronto tendremos una entrada sabiendo que están en lista de espera!

Pablo said...

Claro que si German, bien pronto.